Add to favourites
News Local and Global in your language
17th of November 2018

Internacional



Un pensionista holandés pide a la Justicia restar 20 años de su DNI: "No tengo síndrome de Peter Pan"

Emile Ratelband, de 69 años, en el centro de Arnhem, Holanda. ROLAND HEITINKAFP107 comentariosVer comentarios

Emile Ratelband, de 69 años, asegura que su edad le discrimina para ligar en Tinder o encontrar trabajo, y equipara modificarla con cambiar de sexo

Emile Ratelband empieza la conversación con una sentencia: "Estoy totalmente cuerdo. No tengo síndrome de Peter Pan y lo dicen los informes psicológicos. Mi edad me discrimina y tengo derecho a cambiarla". Este gurú un tanto mediático en Holanda va muy en serio con su caso, quiere ligar más en Tinder, pedir una hipoteca a 30 años y encontrar el trabajo de sus sueños, sin cargar con las limitaciones prácticas de sus 69 años.

"El mundo ya no es el mismo que el de nuestros padres. Ahora la gente se puede cambiar de sexo si no se siente cómoda en su cuerpo. ¿Por qué no me voy a poder poner la edad que yo creo que tengo, tanto física como psicológicamente? Solo hay que verme", se preguntó Emile, ya pensionista para el sistema social. Repite lo mismo que le dijo a los tres jueces que llevan su caso y que, según él, "al principio se reían como niños pequeños" sobre su petición.

Hasta dentro de cuatro semanas, el tribunal de Arnhem no tiene intención de pronunciarse sobre este caso peculiar y sin precedentes, pero el protagonista de la historia ya tiene planes de futuro para un adulto de 40-45 años (edad que él mismo se echa). "Me quiero volver a casar, volver a tener hijos, comprar una casa, un coche, tener el trabajo de mis sueños y vivir la vida sin barreras de la edad", asegura.

Ahora dice que se siente "discriminado y rechazado allá donde va", especialmente en la aplicación de citas Tinder. "Nadie acepta una cita con un hombre de 69 años, en cambio miento y pongo 49, y es todo un triunfo", explica. Se siente atractivo, por lo que dice en la conversación, y se define como el prototipo físico de un hombre en sus cuarenta y pocos. En la flor de la vida, y no como lo define el sistema social.

Quiere cambiar su fecha de nacimiento, mínimo 20 años, si son 30 menos, mejor. "No quiero mentir para evitar todas las restricciones prácticas con las que se encuentra una persona" en sus casi setenta años de edad. Se siente "insultado" porque está recibiendo ya la pensión por jubilación que ofrece el Estado holandés y no entiende que las empresas ya no le quieran contratar solo por un número que pone en su DNI.

Es una cuestión de "concienciación" sobre los nuevos tiempos, dice. Los detalles que antes definían a una persona, ya no son los mismos. "Ahora ya no creemos en nada, ni siquiera en las religiones. Tenemos que crearnos una nueva identidad adaptada a los tiempos para encontrar un trabajo, una pareja o un estilo de vida. Tenemos libertad de decisión", subraya.

Como ejemplo, señala, "si tu padre trabajaba para el dictador Franco y no quieres cargar con un apellido manchado por la dictadura, pues tienes derecho a cambiarte de nombre" y la gente que no se siente cómoda en su cuerpo "puede cambiarse de sexo". Para él, cambiar de edad es una cuestión de "responsabilidad sobre uno mismo" y de "identidad" real.

"Cuando entré al juzgado el primer día, los tres jueces se estaban riendo de mí, pero cuando les dije toda mi historia y mi punto de vista sobre la situación, cambiaron de cara y me dieron la razón. Me dijeron que soy inteligente y que conozco las consecuencias de lo que estoy pidiendo", confesó este gurú, que augura cambios en su DNI. Cambios que rozan lo imposible para los magistrados que dictarán sentencia.

Conforme a los criterios de

The Trust ProjectTE PUEDE INTERESARRead More




Leave A Comment

More News

Internacional -

Portada de Internacional |

Mundo en rtve.es

Libertad Digital:

Europa Press - Internacional

Internacional

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.