Add to favourites
News Local and Global in your language
20th of November 2018

España



«¿Dónde están los 5.000 millones del negocio político del PSOE?»

El PP ha preparado hoy toda su artillería para «atacar» a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, por los casos de corrupción que afectan al PSOE andaluz. La mayoría absoluta que tienen los populares en la Cámara Alta les ha permitido ordenar el calendario para que la citación de Susana Díaz impacte en la precampaña de las elecciones andaluzas, mientras que en el Congreso la mayoría de izquierdas, con el apoyo de Ciudadanos (Cs), ha acordado prorrogar hasta las elecciones autonómicas y municipales de mayo la comisión parlamentaria que investiga la financiación del PP.

A la presidenta de la Junta la pedirán hoy explicaciones por la suma «de 5.000 millones de euros» que el PP ha hecho de las doscientas causas judiciales que tiene abiertas el PSOE andaluz por casos de corrupción. La estrategia irá dirigida a apuntarla directamente a ella en la exigencia de responsabilidades respecto al «negocio político» montado por el socialismo andaluz para «comprar votos y alimentar el clientelismo y un entramado empresarial, familiar, de militantes y de falsos prejubilados» a costa de la desviación de dinero público y con el objetivo de que «el partido se mantuviera en el poder».

Frente a la defensa de Susana Díaz de que son hechos que no ocurrieron durante su etapa, el PP intentará acorralarla con el argumento de que lleva todo la vida en el PSOE andaluz, ocupando cargos muy relevantes, y que, además, lleva cinco años como presidenta de la Junta de Andalucía y como máxima responsable de «recuperar los fondos de los ERE defraudados en ese negocio político de corrupción».

El candidato del PP a la presidencia de la Junta, Juanma Moreno, instó ya ayer a Susana Díaz a que esta mañana «aclare muchas cosas y diga toda la verdad «sobre los ERE, con la Faffe y con tantas y tantas irregularidades que ha habido en Andalucía con la gestión socialista». «Espero que nos aclare, que dé información, que arroje luz sobre las muchas sombras que tenemos en Andalucía, y eso solo va a depender de ella», resaltó.

Por su parte, la presidenta de la Junta enmarcó esta comparecencia en el Senado en el hecho de que el PP busca «un desahogo en su desesperación y su falta de proyecto político y de expectativas en Andalucía». En declaraciones a los periodistas antes de participar en Sevilla en un congreso sobre violencia machista, Díaz se defendió ante su comparecencia con la acusación contra el PP de que usa la Cámara Alta como un instrumento «para desahogarse, para intentar contaminar todo lo que crean que les puede hacer daño, un desahogo a su desesperación».

La cita de esta mañana es, sin duda, la más complicada y comprometida que tendrá que afrontar Susana Díaz antes de las elecciones del próximo 2 de diciembre. Quiera o no quiera la interrogarán y le exigirán explicaciones, sin límite de tiempo, por los numerosos casos de corrupción que afectan a la Junta y a su partido, que lleva gobernando en Andalucía sin interrupción casi 40 años. El PP preguntará, entre otros casos, por los ERE, cuya pieza principal se está juzgando actualmente en la Audiencia de Sevilla, con los ex presidentes José Antonio Griñán y Manuel Chaves en el banquillo, además de otros 15 ex altos cargos. También sobre el escándalo de la Fundación Andaluza Fondo de Formación (Faffe), ente de la Junta para formar parados y que acabó convertido en una agencia de colocación para familiares y amigos de dirigentes del PSOE.

Casi 600 encausados en procedimientos judiciales

La corrupción, tan instalada en el día a día de la política andaluza, entra en campaña inevitablemente. Una decena de escándalos judiciales se han relacionado con el manejo indebido de fondos públicos, dando pie a una treintena de procedimientos judiciales, con cerca de 600 encausados y más de 4.300 millones en cuestión. El «caso ERE» –que pasó de «cuatro golfos» como aseguraba la Junta a la imputación de hasta los ex presidentes Chaves y Griñán–, las facturas falsas, los fondos de formación, Invercaria, el «caso Madeja» o, antes, el «caso Malaya», forman parte de la crónica andaluza desde hace más de una década. Esta inestabilidad se fraguó en forma de bipartito en 2012. Susana Díaz rompió oficialmente el pacto en 2015 por la inestabilidad del teórico acercamiento de IU a Podemos y en 2018 apeló con Cs al mismo argumento de la falta de certidumbres. Díaz defiende que su Gobierno no tiene mácula y el PSOE-A señala que los casos salidos a la luz pública –el último, el pago con la tarjeta de una fundación de la Junta en diversos prostíbulos– son de cuando la presidenta estaba en COU. El 2 de diciembre hay elecciones andaluzas y el electorado, como los tribunales, dicta sentencia.

colocación para familiares y amigos de dirigentes del PSOE.

Read More




Leave A Comment

More News

España

La región :: Últimas

eldia.es

RSS :: Heraldo de Aragón

Libertad Digital: España

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.