Add to favourites
News Local and Global in your language
22nd of July 2018

Deportes



El Muro de Bretaña era una trampa

Daniel Martin celebra la victoria conseguida en la sexta etapa del Tour de Francia. YOAN VALATEFE2 comentariosVer comentarios

Hay lugares bautizados con nombres tan sugerentes que no necesitan ni historia ni leyenda a sus espaldas para mitificarse en el imagino popular del ciclismo. Muro de Bretaña es un lugar que pareciera no necesitar descripción. Suena exigente, terrorífico, permite imaginar los rostros desencajados por un esfuerzo sobrehumano fruto de pedaladas extremas. Un desafío sólo a la altura de los mejores, como si se tratara de la pared más empinada ya no de toda la región, sino de todo el país. La realidad, sin embargo, es bien distinta. Es un final sugerente y atractivo, un cambio de tercio para la primera semana del Tour, pero no una pared imposible. [Narración] [Clasificaciones: Etapa | General]

Esto, claro está, queda dicho desde la comodidad de un teclado de ordenadores y sobre un sillín. Dan Martin, un experto en finales de este tipo, seguramente vivió como un calvario su sorprendente ataque ganador. No porque lo hiciera el irlandés, sino porque lo lanzó a un kilómetro de la meta. 1000 largos metros apretando los dientes y exprimiendo cada gramo de fuerza para escapar de la persecución que lideró Latour, segundo al final.

Por detrás de ellos llegó Alejandro Valverde, que "dio al poste", según dijo. No ganó pero puede darse por satisfecho, pues fue uno de los pocos grandes nombres que evitó los sustos en el trayecto desde Brest. A sus compañeros (y líderes, se supone) Landa y Quintana les pilló en fuera de juego un abanico de Quick Step, si bien reaccionaron rápido para neutralizar la diferencias. Más le costó a Kruijswijk, que se pegó un buen calentón junto a sus domésticos del Lotto Jumbo para reintegrarse en el gran grupo.

Más tarde le tocó a Fuglsang, enganchado fortuitamente con Lampaert. Lo justo para perder comba, tener que reparar la bicicleta y sufrir para regresar al pelotón junto a sus gregarios. Seguramente lamentó mucho la ausencia de Luis León Sánchez en una situación como esa.

Hasta aquí, todo fueron anécdotas, pues ninguno de los nombrados perdió tiempo en la línea de meta, no al menos por esos incidentes. Diferente fue el caso de Dumoulin, víctima de un pinchazo a 6 kilómetros de meta en el que perdió para siempre al pelotón. Y eso que trató de acortar la remontada con un grosero trascoche que quizá conlleve penalización. Al final, se dejó 53 preciosos segundos con Martin.

Y el último protagonista del capítulo de sucesos fue Bardet, en apariencia también víctima de un pinchazo a 3,5 kilómetros de meta. Decidió coger la bicicleta de un compañero y bien por el calentó para reincorporarse, bien porque la bici no se ajustaba a su fisonomía, acabó cediendo 31 segundos. Todos los demás nombres importantes llegaron juntos salvo Froome, que se dejó cinco segundos con ellos. Bien pensado, quizá lo llamen Muro de Bretaña porque todos se golpean contra él.

TE PUEDE INTERESARRelacionadosRead More




Leave A Comment

More News

Últimas Noticias

Portada de Deportes | EL

Deportes - elPeriódico.com

Deportes en rtve.es

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.